¿Cómo Brexit impactará a los CIO y los servicios de TI?

Administrador Grupo Cerca

Es hora de prepararse para el impacto de Brexit en los servicios de TI y estrategias de subcontratación

La cuenta atrás de la separación del Reino Unido de la Unión Europea comenzó a finales de marzo cuando la primera ministra británica Theresa May activó oficialmente la Brexit. Con apenas menos de dos años hasta que el Reino Unido esté oficialmente fuera de la UE, la fecha de salida es una de las pocas certezas sobre la situación.

“Ningún país ha recorrido este camino y no hay vuelta atrás,” mencionó Craig Wright, director ejecutivo de transformación de negocios y consultoría de outsourcing en Pace Harmon.

Pero los directores informáticos a nivel global no pueden permitirse simplemente esperar y ver lo que tiene el mundo post Brexit para ofrecer. Deben comenzar a prepararse ahora para el impacto de posibles cambios legales y regulatorios en sus estrategias de servicios de TI.

“Si bien todas las leyes y reglamentos vigentes en el Reino Unido seguirán vigentes durante el proceso de Brexit, todos los proveedores de servicios de TI y receptores de dichos servicios deben estar atentos y planificar una importante reestructuración de acuerdos comerciales, requisitos de cumplimiento normativo y redefiniciones asociadas de controles y auditorías,” expresó Wright.

Lea también: 5 tendencias de administración de personal

Dado que el Reino Unido disparó el Artículo 50 (la parte del Tratado de Lisboa que permite a un miembro de la UE su retiro), el Parlamento Europeo ha votado abrumadoramente para respaldar un plan que pide una negociación en tres fases:

a) La fase 1 se ocupará de cuestiones clave respecto a la salida del Reino Unido, derechos recíprocos de los ciudadanos de la UE, y asuntos respecto a la línea fronteriza UE-UK entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte.

b) La fase 2 se enfocará en el futuro tratado de comercio (FTA por sus siglas en inglés).

c) La fase 3 definirá un posible arreglo transicional que cubra un período no mayor a tres años.

Una vez que el Reino Unido y la UE lleguen a un acuerdo respecto a los 62 billones de dólares de costos estimados que la UE sostiene se derivarán de la Brexit, las conversaciones sobre el comercio empezarán. “Con 43 años de tratados y acuerdos que cubren miles de tópicos a disposición, se espera que el tratado de comercio UE UK en el futuro sea altamente complejo, también estará sujeto a cambios de último minuto ya que requiere la aprobación de los parlamentos de los 27 países restantes de la Unión Europea”, manifestó Wright.

La ‘Gran Ley de Derogación’

Por su parte, el gobierno británico ha redactado su Gran Ley de Derogación, que erradicaría los poderes legales de la UE sobre el Reino Unido y transformaría automáticamente las leyes existentes de la UE en leyes británicas para que las mismas reglas se apliquen después del día de salida. “ La Gran Ley de Derogación tiene muchas implicaciones para los acuerdos de servicios de TI subcontratados, ya que toda la base regulatoria y legal en el Reino Unido está sujeta a cambios,” explicó Wright.

Otra nota relevante: ¿Es necesario un CEO?

Además, existe la preocupación de que la primera ministra Theresa May considere que ningún acuerdo para Gran Bretaña es mejor que un mal acuerdo para Gran Bretaña. Si el Reino Unido deja a la UE sin un acuerdo comercial, operaría bajo las reglas de la Organización Mundial del Comercio, que requieren controles aduaneros, aranceles y obligaciones tributarias significativas. “Este escenario daría lugar al caos de los servicios de TI británicos, así como a la inhibición de la prestación de servicios transfronterizos a los países de la UE,” resaltó Wright.

Eso tendría un impacto más directo en el mercado de servicios de TI en el Reino Unido con un valor estimado de US$ 74.5 a US$ 93 mil millones al año y creciendo a una tasa entre 2.6 por ciento y 4.2 por ciento al año. “Se espera que el mercado de los clientes del Reino Unido continúe creciendo, sin embargo, se espera una importante desaceleración o contracción dependiendo de la naturaleza de los servicios prestados por el Reino Unido a los países de la UE”, añadió Wright

Las compañías globales que subcontratan en el Reino Unido tendrían que reestructurar sus contratos

Las empresas globales con una infraestructura significativa de TI y servicios de soporte operativo que subcontratan al Reino Unido deben revisar y potencialmente reestructurar sus ofertas de servicios de TI. Las empresas de las demás naciones de la UE que subcontratan al Reino Unido enfrentarán la mayor turbulencia.

Una vez clarificados los detalles de la salida negociada del Reino Unido de la UE, los Directores Informáticos tendrán que reevaluar rápidamente sus acuerdos de servicios de TI, reestructurarlos potencialmente para abordar nuevos requisitos fiscales, aduaneros y normativos y seguir garantizando la prestación de servicios para sus empresas.

“Para decirlo en términos simples, tendrán que seguir operando como de costumbre en el corto plazo como un pleno miembro de la UE y tras la Brexit, en el período de transición negociado, cumplir con las nuevas regulaciones británicas y restablecer los servicios de la UE como una solución no perteneciente a la UE,” afirmó Wright.

Según Wright algunos sectores de los servicios de TI serán los más afectados, para la infraestructura digital básica existe un riesgo muy real de que el Reino Unido pueda considerarse inadecuado como anfitrión de datos debido a la falta de capacidad para certificar el cumplimiento de las leyes de la UE, como la Regulación General para la Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés) y la regulación sobre Seguridad de la Red (NOS, por sus siglas en inglés) tras la Brexit.

Después de la introducción del GDPR en 2018, por ejemplo, los centros de datos del Reino Unido tendrán que pasar rápidamente de un tratamiento europeo a uno no comunitario y superar la falta de un marco, procesos y procedimientos maduros equivalentes para certificar servicios de datos basados en el Reino Unido.  

Cualquier incumplimiento del GDPR puede acarrear multas de hasta el cinco por ciento de los ingresos anuales de una empresa. “La preocupación número uno será cómo asegurar el flujo libre continuo y la protección de los datos,” resaltó Wright.

Entre los principales sucesos en los que los Directores Informáticos deben mantener un ojo se incluyen los siguientes:

a) Revisión parlamentaria del Reino Unido a la Gran Ley de Derogación (Tardío 2017): Esto proveerá la primera oportunidad de hacer una evaluación inicial del impacto legal en los acuerdos de servicios de gestión y otros documentos contractuales de TI.

b) Consentimiento Real de la Gran Ley de Derogación (Mediados de 2018): En este punto, cualquier vacío en la legislación debería ser cubierto, permitiendo a las organizaciones de TI confirmar los impactos legales e iniciar las actividades de cambio contractual.

c) Cierre de las negociaciones de la Brexit (Otoño de 2018): Esto creará claridad respecto al impacto regulatorio, operacional, de auditoría y de reporte de los servicios de TI.

d) Votaciones en las Cámaras del Parlamento del Reino Unido, Consejo Europeo, Parlamento Europeo, y Parlamentos de los 27 miembros restantes de la UE (Inicios del 2019): Esto confirmará el impacto en las TI y hará que los Directores Informáticos puedan empezar a implementar programas de cambio en las TI.

e) Empieza el período de transición (Marzo 2019): Los Directores Informáticos pueden estructurar líneas temporales para la culminación de proyectos de TI para cumplir con la necesaria transformación digital y los requerimientos de transición.

Si bien el proceso Brexit será un reto para los Directores Informáticos globales, los proveedores globales de servicios de TI reconocen esta como una oportunidad para ayudar a las organizaciones de TI a estructurar y ejecutar sus planes de transición. “También la reestructuración potencial de los lugares de entrega de servicios puede proporcionar oportunidades de crecimiento dentro de los centros de negocios alternativos de la UE, así como un crecimiento sostenido en los mercados del Reino Unido,” puntualizó Wright.

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR