¿Cómo fabricar abono orgánico?

Administrador Grupo Cerca

El abono orgánico es una solución económica para su jardín o plantación, aprenda a elaborarlo.

El material orgánico que normalmente se desecha en una casa, puede convertirse en abono para un jardín o plantación. En Costa Rica, alrededor del 50% de los desechos domésticos (49,7 % en zona urbana y 63,3 % en zona rural) corresponden a material orgánico, según datos del Estado de la Nación.

“Todos podemos producir abono orgánico, que resulta muy nutritivo para el suelo. Se recomienda su uso porque reduce la erosión y aumenta la capacidad de retener el agua, facilitando así la absorción de nutrientes de las plantas. Además, son más baratos que los fertilizantes industriales”, explicó Arnoldo Ávila Aragón, biólogo director de la Finca Integrada Orgánica en la Universidad EARTH.

Existen varios tipos de abono orgánico, el compost es el más común y fácil de realizar. Para hacerlo se puede usar desechos de la cocina o de las plantaciones. La cantidad de compost a realizar dependerá del tamaño de la compostera que se haga. La compostera consiste en una pila formada de capas de distintos materiales. Se puede hacer una compostera pequeña en el jardín o una más grande en la finca.

Lea también: ¡Adopte la carbono neutralidad en su producción!

Lo primero que debe hacerse es escoger el lugar en el que se ubicará el compost. El terreno debe ser plano y protegido de la lluvia y los animales. Se puede cavar una fosa de 10 centímetros de profundidad y dos metros de ancho, el largo dependerá de la cantidad de compost a producir.

La idea es ir formando las capas conforme se dispone de materiales. Cada capa debe tener un grosor de unos 10 a 15 centímetros, de manera que la altura del compost dependerá de la cantidad de materiales orgánicos que se disponga. Si se tiene mucho material, el compost quedará encima del suelo.

Para colectar los desechos que salen de los hogares, como comida cocinada, lácteos, cáscaras y semillas, podemos usar una cubeta, donde se debe dejar reposando alrededor de siete y diez días, para que la fermentación se dé adecuadamente. No se recomienda usar restos de cárnicos o cítricos en el compost.

Lea también: Agricultores reciben asesoría de estudiantes de la EARTH

El líquido que se genera se acumula abajo de la cubeta y se puede utilizar en las plantas que queremos abonar, mientras la materia orgánica sólida debe depositarse en la compostera. El líquido debe rociarse en el suelo alrededor de la planta a abonar y no directamente sobre sus hojas.

Es importante que entre cada capa de desechos de la cocina se coloque una capa de otra materia orgánica como hojas de árboles, zacate o pasto, residuos de cosechas u otros. La compostera deberá estar protegida de la lluvia con un techo o plástico negro. Es necesario que material orgánico repose una semana antes de revolverlo y sacarlo para usarlo como abono.

Lea también: Universidad EARTH inicia exportación de frutas deshidratadas

Comentarios

Para poder comentar debe iniciar su sesión:

INGRESAR